ANDREA Y AMIGAS, TU RELAX EN BARCELONA CONTACTO: +34 649 40 26 41; +41 77 969 55 08

Viaje a las islas

Una historia de Andrea

Filed in Andrea | Posted by Andrea on febrero 12, 2018

Viaje a las islas

Cayeron uno junto al otro sobre la cama. Sexo rutinario, de personas sanas y jóvenes, pero rutinario.

Andrea pensaba que allí hacía falta algo más, cuando Sebastián se descolgó con un -¡Oye, no te apetece hacerlo por detrás!- .

Andrea vive sola y, de vez en cuando y si el cuerpo se lo pide, llama a su follamigo Sebastián para que le haga un favor. Cuerpo atlético y ambiciones escasas hacen de él un compañero de cama atento y agradable, pero ahí queda la cosa.

Pero esto la ha sorprendido. Parece que el soso de Sebastián comienza a conectar neuronas gracias al sexo. ¡Bienvenido sea!

– Sólo si cumples ciertas condiciones- le contesta ella – pues soy virgen por ahí y quiero disfrutarlo de verdad- concluyó.

Sebastián alegro su cara, aunque no se viera en la penumbra del cuarto. Lo que fuera, estaba deseando desflorar algo así.

– Primero, tendrá que ser en algún lugar especial, en alguna isla mediterránea y en algún hotel espectacular – propuso como primera condición.

– Mañana mismo voy a la agencia de viajes a encargar lo que desees- protestó Sebastián, que no tenía ningún problema económico en su vida.

– Segundo, tendrás que convencerme con algún órgano sexual extraordinario – le espetó Andrea.

Sebastián estaba orgulloso del aparato que calzaba, a juego con el resto de su cuerpo atlético. Cuidado, depilado, nunca ninguna se había quejado del rendimiento.

– Con ese no- le dijo Andrea – con tu cabeza, tendrás que hacer que me apetezca gracias a tu gracia e ingenio -.

Sebastián salió de allí hundido. Desde luego la naturaleza le había dotado de variados dones, pero el magín espabilado no era de ellos… tendría que dejar a ella que fuera proponiendo si no quería arriesgarse a un desastre de viaje.

El avión y luego un taxi los trasladaron, unos días después, hasta un lujoso hotel en la isla de Menorca. Allí una suite les esperaba con todo tipo de comodidades. Sebastián pensaba que esto sería suficiente para convencerla, deslumbrarla, llevar su relación un punto más allá.

Pero no contaba con que Andrea era mucha Andrea. De entrada sacó de la maleta unas esposas. Sí, monísimas, forradas de tejido rosa, pero unas esposas.

Así que Sebastián acabó tirado en la cama con una mano esposada al cabecero y la otra atada con un pañuelo al mismo, desnudo, empalmado y disfrutando de lametones por todo el cuerpo y especialmente en su amado instrumento.

El resultado de aquello fue una corrida monumental en la que no pudo hacer nada para contenerse. Andrea comenzó a reírse a carcajadas y le dijo – me parece que esta vez no inauguramos ningún otro agujero-. Uno a cero para Andrea.

Continuará…

One comment on “Viaje a las islas”

  • Luis 9 meses ago

    ¡Jajaja, que “jartá” a reir! Este Sabastían tendrá el rabo largo, pero no le debe llegar el riego al cerebro ¡Quiero la continuación ya!

  • Leave a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Esta web está orientada a mayores de 18 años. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando nos indica que es usted mayor de edad y nos está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies