ANDREA Y AMIGAS, TU RELAX EN BARCELONA CONTACTO: +34 649 40 26 41; +41 77 969 55 08

MARQUÉS DE SADE

La literatura erótica nos ha deleitado a lo largo de los años con obras de una calidad extraordinaria tanto por su contenido como por su sintaxis.
Los amantes de los placeres de la carne tenemos una referencia y un estímulo en estas lecturas y uno de los referentes fundamentales de este genero es el filósofo y escritor francés del siglo XVIII Donatien Alphonse François de Sade, conocido como marqués de Sade.
En sus relatos eróticos, basados siempre en el vicio, describe actos de violencia sexual extrema, perversión y parafilias con una importancia tal que le ha dado nombre a un tipo de práctica que define la excitación sexual al cometer actos de crueldad con otra persona. El sadismo.
Por sus obras fue encarcelado e internado en psiquiátricos a lo largo de toda su vida y sus libros estuvieron prohibidos aunque circulando de forma clandestina.Tuvo seguidores entre algunos escritores de la época y de siglos posteriores, como Apollinare que le describió como “el espíritu más libre que jamás ha existido”.
Escribió poesía, teatro, escritos políticos, notas disperssas, otros escritos y obras de atribución incierta, además de los cuentos y novelas cuyos títulos os mostramos a continuación:

Alina y Valcour o la novela filosófica  
La filosofía en el tocador 
La nueva Justina o los infortunios de la virtud 
Los crímenes del amor, novelas heroicas y trágicas 
Historia de Juliette o las prosperidades del vicio 
La marquesa de Gange 
Dorci, o las rarezas del destino 
Las ciento veinte jornadas de Sodoma o la escuela de libertinaje 
Diálogo entre un sacerdote y un moribundo 
Historietas, cuentos y fábulas     
Los infortunios de la virtud 
Historia secreta de Isabel de Baviera, reina de Francia     
Adelaida de Brunswick, princesa de Sajonia  
Las jornadas de Florbelle o la naturaleza desvelada

Justine o los infortunios de la Virtud es una de sus obras más difundidas y La filosofía en el tocador, una de las más famosas de la que os dejamos la introducción:


“Voluptuosos de todas las edades y de todos los sexos, a vosotros solos ofrezco esta obra: nutríos de sus principios, que favorecen vuestras pasiones; esas pasiones, de las que fríos e insulsos moralistas os hacen asustaros, no son sino los medíos que la naturaleza emplea para hacer alcanzar al hombre los designios que sobre él tiene; escuchad sólo esas pasiones deliciosas, su órgano es el único que debe conduciros a la felicidad
Mujeres lúbricas, que la voluptuosa Saint Ange sea vuestro modelo; a ejemplo suyo despreciad cuanto contraría las leyes divinas del placer, que la encadenaron to-
da su vida. Muchachas demasiado tiempo contenidas en las ataduras absurdas y peligrosas de una virtud fantástica y de una religión repugnante, imitad a la ardiente Eugenia; destruid, pisotead, con tanta rapidez como ella, todos los preceptos ridículos incul-
cados por imbéciles padres. Y a vosotros, amables disolutos, vosotros que desde vuestra juventud no tenéis más freno que vuestros deseos ni otras leyes que vuestros caprichos, que el cínico Dolmancé os sirva de ejemplo; id tan lejos como él si como él queréis recorrer todos los caminos de flores que la lubricidad os prepara; a enseñanza suya, convenceos de que sólo ampliando la esfera de sus gustos y de sus fantasías y sacrificando todo a la voluptuosidad es como el desgraciado individuo conocido bajo el nombre de hombre y arrojado a pesar suyo sobre este triste universo, puede lograr sembrar algunas rosas en las espinas de la vida.”


Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web está orientada a mayores de 18 años. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando nos indica que es usted mayor de edad y nos está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies